¿Qué significa Rafale? El significado del nombre del nuevo Renault Rafale en la Historia de Renault

Renault ha anunciado recientemente el nombre de su futuro SUV cupé de lujo, el Rafale. Para definir este modelo y su presencia universalmente impresionante y diseño audaz, se requería un nombre distintivo y emocionante con un sentido de audacia. Pero, ¿qué historia y simbolismo encierra el nombre ‘Rafale’ en Renault?

En Renault, los nombres a menudo transmiten un significado simbólico, un sentido de la historia e incluso ambos al mismo tiempo. Y este es el caso de ‘Rafale’, un nombre que alude a un pasado a veces olvidado y, en una sola palabra, resume la posición, imagen y diseño del futuro SUV cupé de lujo que encarnará la gama de vehículos de alta gama de Renault en pocas semanas.

El término ‘Rafale’ tiene una gran reputación, ya que es el nombre de un famoso avión de combate francés, cargado de una historia de récords y evoca los logros más prestigiosos de la nación en aviación. Sin embargo, pocos son conscientes de que el nombre ‘Rafale’ pertenece a Renault desde 1936, hace 89 años.

A principios del siglo XX, Renault fue un pionero en la creación de motores de combustión interna no solo para automóviles, sino también para trenes (coches de ferrocarril) e incluso aviones. El fundador de la compañía, Louis Renault, era un apasionado de la aviación y completó la adquisición del fabricante de aviones francés Caudron en 1933. Luego, creó Caudron Renault y cambió los nombres de todas las aeronaves de Caudron utilizando términos relacionados con el viento: el C460 se convirtió en Rafale (que significa «ráfaga» en francés) en 1934, el C500 se convirtió en Simoun (que significa «simún», un viento del desierto), el C640 se convirtió en Typhon (que significa «tifón») y el C714 en Cyclone.

El primer Rafale de la historia fue el Caudron Renault C460, un avión diseñado para batir récords. Se trataba de un avión monoplaza de carreras que fue diseñado para romper récords y solo se produjo en pequeñas cantidades, lo que podría haberlo relegado al olvido. Sin embargo, la audacia estilística de su vanguardista aerodinámica y sus extraordinarias prestaciones dejaron una huella en la historia de la aviación, convirtiendo al modelo en una leyenda.

La famosa aviadora Hélène Boucher estableció varios récords de velocidad en el Rafale, incluido el récord femenino para distancias superiores a 1.000 km cuando alcanzó los 445 km/h el 11 de agosto de 1934.

El espíritu pionero de Renault y su deseo de ir más allá fueron compartidos por aviadores famosos, como Maryse Bastié y Hélène Boucher.

El diseño icónico del Caudron Renault Rafale fue creado por Marcel Riffard, un ingeniero aeronáutico ingenioso que también diseñó automóviles para Renault, como el Nervasport y el Viva Grand Sport. Este último era un modelo de lujo extremadamente lujoso impulsado por un motor de seis cilindros en línea. En ese momento, Hélène Boucher, que trabajaba para Renault, elogiaba conducir el Viva Grand Sport en los anuncios.

La aviación y la industria automotriz son disciplinas pioneras que impulsan el progreso y la innovación. Siguiendo su renombrada herencia del mismo nombre, el nuevo Renault Rafale busca la excelencia a través de su diseño y aerodinámica. Su forma impresionante fue diseñada para destacar como un SUV cupé icónico y decididamente francés en la gama de vehículos de alta gama de Renault.

Con su rica historia y su diseño impresionante, el Renault Rafale se posiciona como un símbolo de innovación, rendimiento y elegancia francesa. Este SUV cupé de lujo promete llevar a los conductores a nuevas alturas y encarna el espíritu audaz y vanguardista que ha sido parte de Renault desde sus inicios en la aviación.

Palmarés del avión Caudron Rafale:

El Caudron Rafale tiene un destacado palmarés en competiciones aéreas durante la década de 1930. A continuación, se presentan algunos de los logros más sobresalientes de este avión:

En 1934, el Caudron Rafale demostró su velocidad y capacidad al obtener importantes victorias. En la Coupe Deutsch de la Meurthe, celebrada el 27 de mayo de ese año, el piloto Maurice Arnoux llevó al C.450 a la primera posición con una impresionante velocidad de 388,97 km/h. Por su parte, Louis Massotte logró el segundo lugar a bordo del C.366, alcanzando los 360 km/h. Además, uno de los tres C.460, pilotado por Albert Monville, ocupó el tercer puesto con una velocidad de 341,04 km/h.

En agosto de 1934, Hélène Boucher, una destacada aviadora de la época, batió varios récords de velocidad a bordo del Caudron Rafale. El 8 de agosto, estableció el récord de velocidad en 100 km al volar a 412 km/h. No contenta con eso, el 11 de agosto alcanzó los 455 km/h, superando el récord mundial de velocidad en aviones.

El año siguiente, en 1935, el Caudron Rafale continuó cosechando éxitos. En la Coupe Deutsch de la Meurthe, Raymond Delmotte se consagró campeón al volar a una velocidad de 443,965 km/h a bordo del C.450. Esta victoria fue aún más destacada debido a que el segundo lugar también fue ocupado por un avión Caudron, específicamente el C.460 pilotado por Yves Lacombe, quien alcanzó una velocidad de 424 km/h. Maurice Arnoux, con otro C.450, completó el podio al obtener el tercer lugar con una velocidad de 348 km/h.

En 1936, el Caudron Rafale demostró su superioridad en las National Air Races de Estados Unidos. Michel Détroyat, al mando de un C.460 con el número de serie 690.9, se llevó el Trophée Greve el 4 de septiembre de ese año, pilotando un avión equipado con un motor de 330 caballos de fuerza. Luego, el 7 de septiembre, volvió a triunfar al ganar el Trophée Thompson, pero esta vez con un motor de 380 caballos de fuerza. Su habilidad y la eficiencia aerodinámica del avión le permitieron superar a aeronaves más potentes y consolidarse como el único piloto europeo en ganar una de estas competiciones en la historia de las National Air Races.

Hoy en día, el Caudron Rafale se ha convertido en una pieza histórica que se exhibe en el Musée de l’Air et de l’Espace, un reconocido museo del aire y el espacio en Francia.

El palmarés del Caudron Rafale refleja su capacidad para superar límites de velocidad y su destacado rendimiento en competiciones aéreas de la época. Estos logros contribuyen a enaltecer la historia y el legado de este icónico avión de la firma Caudron.

Fotos: ©Renault