, ,

MW 530 MLE: El BMW E12 de competición exclusivo para Sudáfrica

En el mundo de los vehículos clásicos, el nombre BMW evoca imágenes de elegancia, rendimiento y calidad. La marca bávara ha dejado una huella imborrable en la historia del automóvil, y uno de sus modelos icónicos es el BMW E12, conocido popularmente como el BMW Serie 5 de primera generación. Sin embargo, existe una versión especial de este modelo que destaca por su exclusividad y su relación con el automovilismo de competición: el BMW 530 MLE.

Historia del BMW 530 MLE

BMW tiene una larga historia en Sudáfrica, y en 1973 abrió la planta de Rosslyn, al norte de Johannesburgo, la primera planta de la compañía fuera de Alemania. Fue en esta planta donde se produjo la primera generación de la Serie 5 localmente, sentando las bases para la creación del BMW 530 MLE.

El BMW 530 MLE fue desarrollado como una edición limitada de homologación para competir en el Grupo 1 del Campeonato Sudafricano de Turismos. Para cumplir con los requisitos de homologación, BMW tuvo que vender al menos 100 unidades de carretera del modelo. Se produjeron un total de 227 unidades del BMW 530 MLE, con 110 unidades en la especificación Type 1 en 1976 y las 117 restantes en la especificación Type 2 en 1977.

[anuncio_b30 id=2]

El motor utilizado en el BMW 530 MLE fue un M30B30 de 3.0 litros que producía 132 kW (177 bhp) a 6000 rpm. Además del potente motor, se tomaron medidas significativas de reducción de peso, como el uso de paneles de carrocería hechos de aluminio o acero más delgado. Estos esfuerzos por reducir el peso contribuyeron a mejorar el rendimiento y la agilidad del automóvil en las carreras.

Foto: ©BMW Group

Éxitos en competición y restauración del BMW 530 MLE

El BMW 530 MLE tuvo un éxito inmediato en las competiciones de turismos en Sudáfrica. Durante su primera temporada en el Campeonato Sudáfricano de Turismos, ganó las 15 carreras en las que participó. Este dominio continuó durante los siguientes tres años, estableciendo al BMW 530 MLE como uno de los modelos más exitosos en la historia de BMW en las carreras.

Después de décadas de búsqueda, BMW Sudáfrica adquirió en 2018 una de las pocas unidades conservadas del BMW 530 MLE. Se trata de la unidad número 100, que perteneció al piloto y director del equipo de competición Peter Kaye-Eddie. En el año 2020, esta unidad fue completamente restaurada con la ayuda de antiguos empleados de la planta de Rosslyn que conocían bien el modelo. Esta restauración meticulosa devolvió al BMW 530 MLE su esplendor original y se presentó en el “Home of BMW Legends”, la planta de BMW Group Rosslyn, en octubre de 2023. El evento de presentación contó con la presencia de cuatro empleados de BMW Group Sudáfrica que participaron en la construcción del modelo original hace más de cuatro décadas.

[anuncio_b30 id=2]

Foto: ©BMW Group

La importancia histórica del BMW 530 MLE trasciende su éxito en las competiciones de turismos en Sudáfrica. Este modelo demostró cómo los eventos deportivos eran el escenario ideal para impresionar al público con el rendimiento de los nuevos vehículos. Su dominio en las carreras fue un ejemplo claro de la frase «Lo que gana el sábado se vende el lunes», y sentó las bases para que BMW Sudáfrica se consolidara como una marca deportiva y un competidor serio en el automovilismo del país.

El BMW 530 MLE no solo es un hito en la historia de BMW en Sudáfrica, sino también en la historia de los vehículos clásicos en general. Su exclusividad y su conexión con el automovilismo de competición lo convierten en un objeto de deseo para los coleccionistas y entusiastas de los automóviles clásicos.

Además de la restauración del BMW 530 MLE, BMW Sudáfrica ha llevado a cabo la restauración de otros modelos especiales y raros, como el BMW 333i. Estas restauraciones minuciosas son un testimonio del compromiso de la marca con la preservación de su rica historia y patrimonio automovilístico.

Foto: ©BMW Group

En resumen, el BMW 530 MLE es un modelo exclusivo y especial que representa la combinación perfecta entre la elegancia y el rendimiento característicos de BMW. Su historia en Sudáfrica, su éxito en las competiciones de turismos y su reciente restauración lo convierten en un verdadero ícono de la marca. Para los amantes de los vehículos clásicos y la historia automovilística, el BMW 530 MLE es un tesoro que merece ser apreciado y admirado.

[anuncio_b30 id=2]