,

Ercole Spada: El Genio detrás del BMW E34

Si eres un entusiasta de los automóviles clásicos, seguramente habrás oído hablar del icónico BMW E34. Pero, ¿alguna vez te has preguntado quién estuvo detrás del diseño de este legendario vehículo? Te presentamos a Ercole Spada, el genio italiano que dejó su huella en la historia automotriz con su trabajo en el E34.

Ercole Spada, nacido el 26 de julio de 1937 en Busto Arsizio, es un diseñador de automóviles italiano de renombre. Su carrera en el mundo del diseño automotriz comenzó a tomar forma en la década de 1960, cuando se unió al estudio de diseño Zagato, donde eventualmente se convirtió en el principal estilista. Durante su tiempo en Zagato, Spada dejó una marca imborrable en la industria automotriz, creando diseños que adornaron algunos de los autos deportivos más notables de marcas de élite como Aston Martin, Ferrari, Maserati, Alfa Romeo, Abarth, Fiat y Lancia.

Foto: © Wikipedia

Pero, ¿cómo llegó Ercole Spada a ser una figura destacada en el mundo del diseño automotriz? Su viaje comenzó después de obtener su título en ingeniería industrial en el Istituto Tecnico Feltrinelli en 1956. Después de cumplir con el servicio militar, dio sus primeros pasos en el mundo del diseño automotriz al unirse a Zagato en febrero de 1960. Su primera creación importante fue el Aston Martin DB4 GT Zagato, un automóvil que fusionó la elegancia británica con el estilo italiano y que se convirtió en un clásico instantáneo.

Lo que distinguió a los diseños de Spada fue su capacidad para combinar la vanguardia con la atemporalidad. Sus creaciones, consideradas por muchos como obras maestras del diseño automotriz, influyeron en generaciones posteriores de diseñadores. Un ejemplo perfecto de la influencia de Spada es el Mazda MX-3, un automóvil que buscaba capturar la magia del diseño del Alfa Romeo Giulia TZ.

Antes de despedirse de Zagato, Spada nos regaló dos diseños notables: el Alfa Romeo Junior Z, un automóvil moderno y llamativo para su época, y el impactante Lancia Fulvia Sport, que aún hoy atrae miradas de admiración en eventos de automóviles clásicos.

Pero la carrera de Ercole Spada no se detuvo ahí. En 1970, tras dejar Zagato, se unió a Ford como diseñador jefe en la casa de diseño italiana Ghia. Esta colaboración dio lugar al intrigante Ford GT70, aunque lamentablemente nunca llegó a producción.

Luego de su paso por Ford y una breve estadía en Audi, Spada dio un giro en su carrera al unirse al centro de diseño de BMW en 1976, donde se convirtió en el principal estilista. Durante su tiempo en BMW, Spada dejó su huella indeleble en la marca al crear dos diseños revolucionarios junto a Claus Luthe: la serie 7 (1986–1994) y el icónico BMW E34 serie 5 (1988–1996). Ambos vehículos presentaban líneas clásicas pero progresistas que contribuyeron al éxito continuo de la empresa alemana.

El BMW E34, en particular, se destacó por su elegancia y sofisticación. Spada y su equipo lograron combinar la aerodinámica con una presencia imponente en la carretera, creando un vehículo que todavía es muy apreciado por los amantes de los automóviles en la actualidad. El E34 se convirtió en un referente de su época y sigue siendo un ejemplo del talento de Spada como diseñador.

La generación E34 marcó la primera vez que se incorporó tracción en las cuatro ruedas en la Serie 5, con el modelo 525iX, y también introdujo el primer motor V8 en la Serie 5. Además, el E34 fue pionero en la incorporación de control de estabilidad (ASC), control de tracción (ASC+T), una transmisión manual de 6 velocidades y suspensión ajustable (EDC) en la gama de la Serie 5.

A lo largo de su ciclo de vida, se utilizaron una sorprendente variedad de motores en el E34, con nueve familias de motores diferentes que incluían motores de cuatro cilindros en línea, seis cilindros en línea y V8.

El BMW E34 M5, por su parte, está impulsado por el motor S38 de seis cilindros en línea y se produjo tanto en versión sedán como en versión familiar. Este automóvil deportivo es una joya dentro de la línea E34 y ha dejado una marca indeleble en la historia de la Serie 5 de BMW.

Tras su paso por BMW, en 1983, Ercole Spada regresó a Italia para liderar el Instituto I.DE.A de diseño, donde dejó su huella en una serie de vehículos compactos y de lujo para Fiat. Sus diseños incluyeron los innovadores hermanos Tipo y Tempra, el Lancia Dedra y Delta II, así como el Kappa. También trabajó en proyectos para Alfa Romeo y Daihatsu. Durante su tiempo en I.DE.A Institute, Spada compitió exitosamente por contratos de diseño con Fiat, lo que lo puso en la mira junto a su compatriota y diseñador italiano, Giorgetto Giugiaro.

En 1992, Spada decidió regresar a sus raíces y volvió a unirse a Zagato, aportando nueva energía creativa al estudio de diseño. Uno de sus logros más notables en esta etapa fue el Ferrari FZ93, basado en la mecánica del 512 TR, un automóvil que combinaba potencia y estilo de manera magistral.

Pero la pasión de Ercole Spada por el diseño automotriz no se detuvo allí. En colaboración con su hijo, Paulo Spada, creó Spadaconcept, una nueva casa de diseño dedicada al diseño automotriz e industrial. Este equipo de talentosos diseñadores sigue dejando su huella en la industria, manteniendo vivo el legado de Ercole Spada.

Ercole Spada es un verdadero ícono del diseño automotriz italiano y mundial. Su habilidad para combinar la innovación con la elegancia clásica ha dejado una marca indeleble en la historia de los automóviles. Y cuando pienses en el BMW E34, recuerda que detrás de ese diseño atemporal estaba la visión y el talento inigualables de Ercole Spada. Su legado perdurará en las carreteras y en nuestros corazones durante muchas generaciones más.