,

El icónico 33 Spider Cuneo: Fusionando Diseño y Potencia

Dentro del mundo del automóvil, pocos nombres evocan la misma reverencia que el 33 Stradale de Alfa Romeo. Este modelo merece un lugar de honor entre los más importantes de la historia de la marca y del automovilismo en general. Fabricado en 1967 como la versión legal para circular en las calles del formidable 33/2, solo se produjeron 18 de los 50 inicialmente planeados. Sin embargo, este vehículo se erigió como un símbolo de excelencia, fusionando diseño y potencia de una manera única.

Foto: ©Stellantis

El corazón del 33 Stradale albergaba un impresionante motor V8 de 90° en posición central, alojado dentro de un chasis de celosía futurista. Esta combinación de potencia y precisión impulsaba al vehículo a nuevas alturas de rendimiento. La carrocería liviana de fibra de vidrio, expertamente «esculpida» por Franco Scaglione, añadía una capa de elegancia y audacia a la estética del automóvil.

Tras haber diseñado el P33 Roadster y el 33 Coupé Speciale, Pininfarina presentó la interpretación más reciente de la estructura del Alfa Romeo 33 Stradale, dando vida al 33 Spider, que más tarde fue apodado «Cuneo» dentro de la compañía, en Bruselas en 1971. Este apelativo no solo refleja su perfil en forma de cuña, en sintonía con las últimas tendencias en diseño automotriz de la época, sino también su impacto contundente en la historia de los automóviles.

Foto: ©Stellantis

El gran parabrisas inclinado se realzaba con una simple barra antivuelco, mientras que otros detalles, incluido el emblema de Alfa Romeo, eran formas geométricas perfectas. El motor trasero longitudinal de 1999 cm³ podía ofrecer 230 HP a 8800 rpm, asegurando un desempeño sobresaliente en cada trayecto.

El legado del 33 Spider Cuneo trasciende las páginas del tiempo, recordándonos la capacidad del ser humano para crear objetos de belleza y función extraordinarias. Su nombre sigue resonando como un símbolo de innovación y excelencia en la industria automotriz.

Foto: ©Stellantis