,

BMW M5 E34: El Clásico de los 90 que todavía enamora

En el mundo de los vehículos clásicos, pocos modelos despiertan tanta admiración y nostalgia como el BMW M5 E34. Lanzado entre 1988 y 1995, este sedán deportivo no solo marcó una época, sino que también estableció nuevos estándares en términos de rendimiento, diseño y sofisticación. El M5 E34 es, sin lugar a dudas, una de las joyas más preciadas en la corona de BMW, un vehículo que sigue siendo objeto de deseo para entusiastas y coleccionistas.

Diseño y Construcción: Una Obra Maestra Artesanal

El diseño del BMW M5 E34 estuvo a cargo de Ulf Weidhase, quien logró crear una silueta que combina elegancia y agresividad en perfecta armonía. Con una longitud de 4,720 mm y una anchura de 1,750 mm, este sedán de cuatro puertas se presenta imponente en la carretera, destacando por su aerodinámica y líneas limpias.

Foto: © BMW Group

Una de las características más notables del M5 E34 es su proceso de ensamblaje. Las carrocerías, pintadas en la planta de BMW en Dingolfing, se transportaban a BMW M GmbH en Garching, donde eran ensambladas a mano en un proceso que duraba aproximadamente dos semanas. Este meticuloso método garantizaba una calidad excepcional y una atención al detalle que pocos vehículos pueden igualar. La versión Touring, introducida en 1992, se ensamblaba en su totalidad en la planta de Rosslyn, Sudáfrica, a partir de kits suministrados desde Alemania, lo que añade una capa extra de exclusividad a este modelo ya de por sí raro.

El Corazón del M5: Potencia y Precisión

El BMW M5 E34 estaba propulsado por el motor S38, una evolución del motor de seis cilindros en línea de la generación anterior. Inicialmente, el M5 venía equipado con un motor de 3.5 litros que producía 315 CV, permitiendo al coche acelerar de 0 a 100 km/h en 6.3 segundos y alcanzar una velocidad máxima limitada electrónicamente a 250 km/h.

En 1992, BMW introdujo una versión mejorada del motor S38, aumentando su capacidad a 3.8 litros y su potencia a 340 CV. Esta actualización redujo el tiempo de aceleración a 5.9 segundos y mejoró la respuesta del vehículo, gracias en parte a la implementación de un volante bimasa y un sistema de suspensión con control electrónico de amortiguación (EDCIII+).

Foto: © BMW Group

Detalles y Curiosidades: El Toque Especial de BMW

El M5 E34 no solo destacaba por su rendimiento, sino también por sus detalles únicos y curiosidades que lo hacían aún más especial. Por ejemplo, las ruedas «M-System» originales, con su diseño de tres piezas y cubiertas de magnesio, estaban diseñadas para mejorar la refrigeración de los frenos. En 1992, BMW introdujo el diseño «M-System II», también conocido como «throwing stars», que optimizaba aún más el flujo de aire hacia los frenos.

El M5 también contaba con ediciones especiales que añadían un toque de exclusividad y personalización. La Cecotto Edition, nombrada en honor al piloto de carreras Johnny Cecotto, presentaba interiores de lujo con cuero Nappa y opciones de color exclusivas como Lagoon Green y Mauritius Blue. Solo se produjeron 22 unidades de esta edición.

Por otro lado, la Winkelhock Edition, inspirada en el piloto Joachim Winkelhock, se enfocaba en la reducción de peso y la mejora del rendimiento. Con solo 51 unidades producidas, esta edición eliminaba elementos no esenciales y utilizaba asientos Recaro y un volante de gamuza para una experiencia de conducción más pura y deportiva.

Foto: © BMW Group

Ediciones Especiales: Celebrando el Legado del M5 E34

Además de las ediciones Cecotto y Winkelhock, el M5 E34 también se ofreció en otras versiones limitadas que celebraban la historia y la herencia de BMW Motorsport. La 20 Jahre Motorsport Edition conmemoraba el 20º aniversario de BMW Motorsport con detalles exclusivos como cinturones de seguridad bordados y paneles de salpicadero en fibra de carbono. Solo se produjeron 20 unidades de esta edición, todas en el llamativo color rojo Mugello.

Otra edición destacada es la UK Limited Edition, creada para celebrar el fin de la producción del M5 E34 con volante a la derecha. Con solo 50 unidades, esta edición se ofrecía en dos combinaciones de colores: Rosso Red con interiores en cuero Champagne y Orinoco Metallic con interiores en cuero bicolor Petrol y Mint.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es BMW-M5_E34-05.webp

Un Legado que Perdura

El BMW M5 E34 no es solo un vehículo; es una leyenda sobre ruedas. Su combinación de rendimiento, lujo y exclusividad lo convierte en un coche que sigue siendo reverenciado décadas después de su lanzamiento. Ya sea por su ingeniería artesanal, sus potentes motores o sus ediciones especiales, el M5 E34 se ha ganado un lugar en la historia del automóvil como uno de los sedanes deportivos más emblemáticos y deseables jamás creados.

Foto: © BMW Group

Para los entusiastas de BMW y los aficionados a los vehículos clásicos, el M5 E34 representa lo mejor de ambos mundos: un coche que ofrece una experiencia de conducción inigualable y un pedazo de historia automovilística que sigue capturando corazones y mentes en todo el mundo. Si alguna vez tienes la oportunidad de ver uno en persona o, mejor aún, de conducirlo, entenderás por qué el BMW M5 E34 es verdaderamente una obra maestra atemporal.

Foto: © BMW Group